Colombia: FARC y ELN pactan trabajar unidos para evitar otra relección de Uribe








Bogotá, 16 de diciembre. Los grupos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron este miércoles el cese de la confrontación que han mantenido desde 2005 y anunciaron que trabajarán unidos para evitar una segunda relección del presidente Álvaro Uribe, y también contra la instalación en el país de fuerzas militares de Estados Unidos.

En un comunicado conjunto afirmaron que esta determinación fue tomada en un reciente encuentro que sostuvieron las comandancias de ambos movimientos, activos desde hace más de 45 años. Además, cuestionaron el incremento de tropas estadunidenses en Afganistán y el nuevo convenio de seguridad que Bogotá firmó con Washington en octubre pasado.

“Colombia está convertida en una gran base militar a su disposición (de Estados Unidos) para ahogar en sangre la resistencia de nuestro pueblo”, expresaron, y afirmaron que se unirán para enfrentar al régimen de Uribe, “convertido en el más perverso títere de los planes del imperio pisoteando la dignidad nacional”, de acuerdo con el texto difundido por la agencia Anncol que difunde información de las guerrillas.

El secretariado (cúpula) de las FARC y el Comando Central del ELN (Coce) sostuvieron en el documento que una segunda relección de Uribe sería perpetuar lo que llamaron “fracaso económico, político, social, judicial y en todos los demás órdenes”. Por lo demás, insistieron en una solución política para la paz y hacer posible una “Colombia nueva”.

Además de suspender la confrontación, los grupos guerrilleros ordenaron a sus unidades “no permitir ningún tipo de colaboración con el enemigo del pueblo ni hacer señalamientos públicos; respeto a la población no combatiente, a sus bienes e intereses y a sus organizaciones sociales, así como hacer uso de un lenguaje ponderado y respetuoso entre las dos organizaciones revolucionarias”.

En tanto, el Ministerio de Defensa informó de la muerte de 10 guerrilleros durante un bombardeo de la fuerza aérea de Colombia en una zona rural de Antioquia. El reporte señaló que entre los insurgentes abatidos está Rubén Antonio García (Danilo), comandante del noveno frente de las FARC y descrito por las autoridades como un “sanguinario”.

El embajador estadunidense en Bogotá, William Brownfield, negó “categóricamente” que exista un acuerdo militar secreto entre Washington y Bogotá, al referirse al cuestionado tratado sobre el uso por fuerzas estadunidenses de siete bases militares en suelo colombiano.

Periódico La Jornada
Jueves 17 de diciembre de 2009, p. 18

Los Pueblos Decidimos Ser Libres

Counter visitas de hoy